jueves, 25 de mayo de 2017

Ellos y el destape (en la revista Fotogramas). Años 1973-1975.



Presentamos en una entrada anterior los actores del cine español que fueron reclamo de la revista Fotogramas durante los años 70 como hombres objeto. Es decir, aquellos actores (o bien cantantes) que mostraron su cuerpo en una entrevista o reportaje para dicha revista. En estos años era un tímido acercamiento a lo que después sería el cine de destape o cine S, siendo más bien raros los ejemplos de hombres que hacían este tipo de reportajes, frente a los muy abundantes de mujeres, que eran portada común en Fotogramas a mediados y finales de los años 70, en forma de desnudos. Presentamos a estos hombres por orden cronológico: en la entrada anterior lo hicimos con las portadas de los años 1970 a 1972, haciéndolo en esta ocasión con los años 1973 a 1975. Hemos usado esta web para localizar las portadas, rastreando sus contenidos en la web de segunda mano Todocolección.
 
1973. David Carpenter y Cris Mitchum. Número 1264. El canario Domingo Codesido Ascanio, David Carpenter, es uno de los ejemplos más claros de mártir de la belleza o de dios imperfecto del cine español, es decir, uno de los pioneros entre los hombres objetos del cine español, que ya apareció en una entrada anterior del blog. El norteamericano Cristopher Mitchum fue también reclamo del cine español -con menos éxito y presencia en España- siendo cabeza de cartel en la película de Eloy de la Iglesia Una gota de sangre para seguir amando, como ya vimos en una entrada anterior.

 

sábado, 20 de mayo de 2017

Ellos y el destape en la revista Fotogramas. Años 1970-1972.



El fenómeno del cine del destape (y del cine S) ha quedado más en el recuerdo que en forma de libros que repasen esa etapa característica de los años 70 (y parte de los años 80). Fueron los años en los que -como suele decirse- España se desnudó. Hay algunos libros que se centran en el tema, como España erótica. Historia del cine clasificado "S" o bien Las estrellas del destape y la transición. El cine español se desnuda. En otro libro, El destape nacional. Crónica del desnudo en la transición se menciona también el destape masculino. Hay menos información sobre este tema y quiénes fueron los ídolos masculinos que accedieron a jugar con su imagen, como hicieron muchas actrices que tuvieron el momento más álgido de su carrera en esos años. 

 
 
 
 

Gracias al texto que incluimos del último libro mencionado, obtenemos el nombre del fotógrafo ante el cual, en la revista Fotogramas, algunos actores -o cantantes- fueron ejemplos del destape masculino en forma de fotografías. Se trata de José María Castellví, fallecido en 1992, siendo homenajeado entonces en la revista Fotogramas, cuyo recorte incluimos. A este fotógrafo se le considera avanzado para la época (por los guiños gays que pueden desprenderse de algunas de sus sesiones de fotos), siendo también director de cine de una única película, de culto, llamada Poppers (1984).

 
 
 

lunes, 15 de mayo de 2017

Aquí no hay quien viva. Primera temporada (Antena 3, 2003). Segunda parte.



Presentamos en la anterior entrada los orígenes de Aquí no hay quien viva, así como los primeros capítulos de su primera temporada. Seguimos en esta entrada con los episodios restantes de esta primera etapa.

 
 
7. Érase una rata.
Una rata aparece en el edificio junto a los contenedores de basura, por lo que tienen que poner matarratas en el edificio, que causa la muerte de Versace, el conejo de Mauri. Los fumigadores contratados (cuyo jefe es Janfri Topera) resultan ser unos ladrones, apareciendo la noticia en televisión (con el cameo de la presentadora Susanna Griso). Un amigo de Roberto (Miguel Hermoso) aparece para pasar unos días en su casa, lo que crea problemas con Lucía: es un gorrón que no hace nada. Por eso, Lucía echa a Roberto de su casa, que tiene que ir a volver a casa de sus padres (su madre estuvo interpretada por Mariana Cordero; a su padre sólo se le oyó la voz en este capítulo). 

 
8. Érase un indigente
Un mendigo ocupa la acera delante del edificio (Pep Ferrer), que es acogido por Vicenta en su piso, por sus ganas de hacer el bien que le han entrado tras leer un libro de autoayuda. El problema es que el piso de Vicenta y Marisa se convierte en un comedor social al que acuden muchas personas sin recursos. El indigente acogido por Vicenta resulta ser un millonario, por lo que los vecinos intentan encerrarlo en el edificio, para obtener una recompensa de su familia (la mujer del indigente estuvo encarnada por Virginia Mateos; la presentadora de televisión que va al edifico lo hizo Eva Almaya). Armando va a ver un partido de fútbol a casa de Mauri y Fernando: estos intentan hacerse pasar por heterosexuales exagerando sus comportamientos. Aparece en este episodio por primera vez el personaje de Carlos (Diego Martín), exnovio de Lucía, a la que intenta recuperar y que seguirá figurando como presencia recurrente en la primera temporada de la serie.

 
9. Érase una de miedo
Paco, el dependiente del videoclub, tiene una idea con Emilio y José Miguel: rodar una película de miedo sin que los vecinos sepan que están siendo grabados: El ático del panico. Para ello, cuenta con la historia que rodea al edificio desde hace muchos años: un matrimonio prendió fuego al edificio, siendo ellos víctimas del fuego, sin encontrarse nunca el cadáver de la hija de dichos inquilinos. Para afrontar entrar en el piso deshabitado del edifico contratan a un parapsicólogo (José Lifante), que resulta ser un okupa que quiere ocupar dicho piso. En este episodio se produjo el cambio del personaje del hijo de Armando: salió de la serie Dani, pasando a ser Rebeca (Elisa Drabben); la exposa de Armando fue encarnada por Cristina Solá. Lucía y Roberto preparan su boda y surge el problema de hacer la separación de bienes, sugerida por Lucía, a lo que Roberto reacciona mal (el cura que les hace la preparación al enlace estuvo interpretado por Manuel Millán, el recurrente Padre Miguel a lo largo de toda la serie).


miércoles, 10 de mayo de 2017

Aquí no hay quien viva. Primera temporada (Antena 3, 2003). Primera parte.



Con permiso de Cuéntame cómo pasó (en emisión desde 2001), puede decirse que Aquí no hay quien viva “sigue” en emisión uma década después de su estreno: tanto por las reposiciones como por mantener su espíritu (y parte de su equipo creativo y artístico) en La que se avecina (en emisión en Telecinco desde 2007).

 
  
Puede decirse que la serie no era del todo innovadora, pues las guerras (y amores) entre vecinos son un tema típico de la cultura española, algunos de cuyos referentes más conocidos son, en forma de cómic, las viñetas de 13 Rúe del Percebe o, en el cine, La comunidad. Lo que sí hizo fue poner al día y actualizar este tipo de personajes, crear unos guiones muy sólidos y vivos y aprovechar su variado reparto creando personajes que siguen siendo recordados. Por poner un ejemplo, algunas de estas frases fueron muy populares en su momento -algunas lo siguen siendo- y aparecieron ya en los inicios de la serie: Un poquito de por favor (frase del personaje de Emilio, episodio 2); Qué mona va esta chica siempre (Marisa, episodio 2); Váyase, señor Cuesta (Concha, episodio 2); Y punto en boca (Paloma, episodio 5), Radio Patio (capítulo 6), ¡Chorizo! (Concha, capítulo5).

 
La serie fue creciendo por el boca a boca, pues sus inicios fueron más bien tímidos y sin contar con demasiada publicidad, hasta llegar a las cinco temporadas, en emisión desde septiembre de 2003 a julio de 2006. En esta ocasión nos centramos en la primera temporada, de diecisiete capítulos, emitidos entre septiembre y diciembre de 2003; los primeros duraban 45 minutos, aumentando a lo largo de la temporada hasta la hora de duración.


El edificio de la calle Desengaño número 21 (calle existente en Madrid; en este enlace figura este edificio bastante parecido al de la serie) constaba de tres plantas, con dos pisos en cada una de ellas, la portería y el local comercial situado en la parte derecha de los bajos del edificio. 

 
 

viernes, 5 de mayo de 2017

Las otras chicas del pop español de los años 60 y 70 (V-Z)



Dedicamos las entradas anteriores a algunas cantantes mujeres que dejaron publicadas algunas grabaciones en solitario en los años 60 y 70 en España. Por lo general, no fueron más que algunos singles o EP, sin llegar a publicar un disco de larga duración. Por ello, recogemos únicamente aquellas cantantes de las cuales sólo hemos podido documentar hasta cinco grabaciones. Si es posible, damos datos de estas cantantes (muy) poco conocidas, dejando constancia gráfica, si es posible, de sus singles y EP, así como algún vídeo, si lo hemos podido localizar en YouTube. Utilizamos como fuente para ordenar estas cantantes la biblia de Vicente Font Ribera, Darío Vico y José Ramón Pardo Guía del pop español de los 60 y 70, así como la web Discogs.

 
En este caso, como última entrada, son las cantantes con nombres entre las letras V y Z; en el caso de constar su apellido, que empiece por las mismas letras.

Laura Valenzuela
Una de las presentadoras icónicas de los inicios de Televisión Española aprovechó su fama no sólo para tener carrera como actriz de cine, sino también como cantante, publicando únicamente un single en solitario (con dos portadas diferentes: la segunda corresponde a una edición publicada en Alemania).
  
1969 La trucha/El bailongo

 
 
Dejamos constancia de otra grabación discográfica de Laura Valenzuela: en esta ocasión, con su compañero en televisión Joaquín Prat, en un curioso disco promocional de la marca La Lechera.

 
Valerie


1968 La cançó folk (El llaç rosat/Molsa reposa/Vals del mariner/A reveure/On és l'amor/May groves)

 
 
1968 Valerie (La vella de Wexford/Mary Hamilton/On va la noia tan bonica?/Camisa de franela grisa/On ets, on ets Emmanuel!/Pensaments i roselles d'Escòcia)